Guía para diseñadores gráficos

Guía para diseñadores gráficos > Usabilidad

Usabilidad

Un atributo determinante para la calidad de un sitio web es su usabilidad. Se trata de lograr que los visitantes encuentren rápidamente aquello que buscan, con el mínimo esfuerzo por su parte. Sea cual sea el contenido o la finalidad de nuestra web, navegar por ella debe resultar una experiencia gratificante.

Web usable: es aquella en la que los usuarios pueden interactuar de la forma más fácil, cómoda, evidente y segura posible. Una web usable denota calidad, genera confianza y nos diferencia positivamente de otras alternativas.

Los usuarios pasan mucho menos tiempo visitando una página web de lo que sus diseñadores desearían, por lo que hay que facilitarles las cosas al máximo. Cuando un usuario encuentra que la navegación por una web es cómoda, agradable y útil, existen mayores probabilidades de que la visite de nuevo en el futuro.

Lograr un buen nivel de usabilidad requiere combinar hábilmente una serie de elementos: tecnología, diseño, contenidos… Aunque no existen recetas universales, he aquí algunos criterios a tener en cuenta:

  • Crear una jerarquía visual clara en cada página. Debe percibirse a simple vista cuál es la importancia de los distintos contenidos, qué relación existe entre ellos, a qué tema o bloque pertenecen... La colocación, el tamaño, la tipografía o los colores de los textos y de los demás elementos de la página son los principales recursos a utilizar.
  • Dar el control al usuario. Éste debe sentir en todo momento que sabe dónde está y que controla la situación. Nada importante debería situarse a más de dos clics de distancia. Los títulos y contenidos de cada apartado deben ser claros y visibles. También son muy útiles los menús de situación, la navegación por pestañas, las opciones de volver atrás o deshacer una acción, la visualización clara de las distintos pasos de un proceso (la compra on-line, por ejemplo).
  • Facilitar la interacción. Suele ser muy positivo que una web permita al usuario “hacer cosas”: clicar, desplegar, abrir, mover... En todo caso, el acceso y el uso de cualquier elemento de interacción debe ser intuitivo, rápido y fácil. No podemos permitirnos frustrar al usuario o hacerle perder el tiempo.
  • Aprovechar las convenciones y llamar a las cosas por su nombre. La mayoría de usuarios tienen ciertas expectativas derivadas de su experiencia navegando por internet. Saben, más o menos, dónde se sitúan los menús, cómo funciona un buscador, para qué sirven determinados botones, qué significan ciertos iconos o expresiones, etc. Así, hay que situar los contenidos donde el usuario espera que estén y hacer que las cosas funcionen como se espera que lo hagan. Si queremos sorprender o hacer “algo diferente”, hemos de asegurarnos de que ello no suponga una complicación innecesaria.
  • Simplificar. Hay que evitar la información superflua y minimizar todo aquello que pueda confundir, abrumar o distraer innecesariamente. Para ello, usaremos textos breves y concisos, haremos un uso racional de las imágenes y animaciones, y crearemos menús claros, bien estructurados y desplegables si hay muchas opciones a mostrar.

No hay que entender la usabilidad como un lastre para nuestra creatividad. Podemos innovar y ser originales mientras no olvidemos que nuestro diseño debe estar centrado en el usuario. Él es el verdadero protagonista y hemos de asegurarnos de que comprenderá y podrá seguirnos el juego en todo momento.

 

Otros aspectos a tener en cuenta:

  • Situar los elementos importantes siempre a mano.
  • Los usuarios no siempre entran por la página principal (poner menús de navegación
    en todas las páginas).
  • Dejar claro qué elementos son enlaces y cuáles no.
  • Añadir un buscador o un mapa del sitio web si éste tiene mucho contenido i/o páginas.
  • Enlazar a cualquier información en menos de 3 clicks (o enlaces)
  • Mantener una coherencia en el diseño de toda la página.
  • Seguir las reglas básicas del buen diseño: selección de colores, tipografías,
    regla de los tercios…
  • No distraer el usuario con excesivas animaciones o elementos que parpadean.
  • Intentar que los contenidos no tengan faltas de ortografía.
  • No abrir nuevas ventanas del navegador innecesariamente...

 

Ejemplo web que intenta romper todas las reglas de la usabilidad: http://theworldsworstwebsiteever.com/
(listado de errores del web: http://theworldsworstwebsiteever.com/new_page_1.htm).
Otro sitio con listados de diseños web que se deben evitar copiar: http://www.javajan.com/?id=271-guia

JAVAJAN [somos maquetadores y programadores web]. Webs for designers & you. www.javajan.com © 2012 | Avís legal
TwitterFacebookRSSe-mail